• 13 mayo 2014

ARTICULO XS: ¿Por qué USAR SUPLEMENTOS NUTRICIONALES? La columna de Xisco Serra

ARTICULO XS: ¿Por qué USAR SUPLEMENTOS NUTRICIONALES? La columna de Xisco Serra

ARTICULO XS: ¿Por qué USAR SUPLEMENTOS NUTRICIONALES? La columna de Xisco Serra 150 150 xisco

A menudo me encuentro con algún tipo de comentario adverso cuando a un nuevo cliente le hablas de la suplementación deportiva. Provocado por la ignorancia, no es de extrañar comentarios del tipo: “no, yo quiero ser natural” o “no, no quiero tomar pastillas ni polvitos”.

Nuestro trabajo a la hora de asesorar es, primero de todo, enseñar a nuestros clientes que son los suplementos nutricionales exactamente, escapando de todo tipo de mitos que se han arraigado a este concepto.

Así pues, podríamos empezar diciendo que los suplementos nutricionales constituyen un elemento más de la alimentación, de gran ayuda para complementar la dieta, equilibrarla en ciertas sustancias y además evitar cualquier posible carencia originada por el desgaste físico realizado durante la práctica deportiva.

Dicho de otro modo, los suplementos son alimentos concentrados que tras su manipulación de su estado general retienen las propiedades nutritivas interesantes, unas veces incluso aumentándolas, mientras se eliminan en ellos aquellas menos deseables como la grasa y los azúcares, entre otras opciones que sean necesarias para su fin concreto.

En realidad podemos considerarlos como el alimento hecho por el hombre y para el hombre, resultando a veces distinto del que en principio se obtienen. Sin embargo, siguen siendo naturales puesto que sus ingredientes no son de síntesis ni creados en laboratorio, sino procedentes de la naturaleza, aunque sus proporciones se hayan alterado de algún modo. Es evidente que éstos pasan por un proceso de manipulación que afecta a sus concentraciones e incluso sus prestaciones, pero no dejan por ello de tener un origen natural, recordémoslo siempre.

Veamos el ejemplo más común: el de la leche. Tal y como se produce contiene una gran cantidad de grasa y de lactosa (azúcar lácteo). Asimismo contiene varias fracciones proteínicas y otras sustancias como el calcio y ciertas vitaminas que resultan muy importantes en la alimentación humana, de manera que si una persona desea ingerir esas partículas beneficiosas para evitar la grasa para no engordar o para aumentar los riesgos de problemas cardiovasculares, o evitar la lactosa debido a su frecuente intolerancia que sufre el ser humano, deberá evitar la leche por completo o bien tener acceso a una en la que éstas últimas se hayan eliminado. Al conseguirlo mediante ciertos procesos, en realidad el alimento habrá sido alterado de su forma original, pero para muchos se ha convertido en uno mejor y más saludable ¿estamos todos de acuerdo?

Veamos pues algunas de las principales diferencias entre alimentos y suplementos:

–          Los alimentos aportan concentraciones variables de nutrientes, mientras que los suplementos aportan cantidades precisas de nutrientes.

–          Los alimentos aportan nutrientes de forma indiscriminada, mientras que los suplementos lo hacen para sus propósitos concretos

–          Los alimentos contienen pequeñas cantidades inconsistentes de nutrientes, mientras que los suplementos aportan cantidades específicas de nutrientes.

–          Los alimentos contienen siempre calorías, mientras los suplementos o bien apenas contienen o lo hacen de forma controlada.

–          Los alimentos necesitan su tiempo de preparación, mientras los suplementos se pueden utilizar en cualquier momento y de forma inmediata.

–          Los alimentos a menudo se compran sin necesidad de ayuda, mientras los suplementos se suelen comprar con la ayuda y consejo del vendedor, en este caso.

Así pues, podríamos clasificar los suplementos en muchas y diversas categorías. Aquí os proponga una que no es la única:

–          ENERGETICOS: como bebidas de carbohidratos, creatina, ribosa, MCT, etc.

–          PROTEÍNICOS: como bebidas proteínicas, suero lácteo, calostro, caseína, soja, etc.

–          ANABOLICOS NATURALES: como tribulus terrestris, acetil-l-carnitina, glutamina, glicina, etc.

–          ANTICATABÓLICOS: como n-acetil cisteína, fosfatidilserina, alfacetoglutarato, BCAA’s, zinc, leucina, HMB, cetoisocaprato, picolinato de cromo, etc.

–          ESTIMULANTES: como cafeína, sinefrina, té verde, garcinia cambogia, guaraná, etc.

–          ADAPTÓGENOS: como inosina, ginseng, ginkgo biloba, maca, etc.

–          ELECTROLITOS: como las bebidas electrolíticas, glicerol, etc.

–          LIPOLÍTICOS: como carnitina y otras combinaciones lipolíticas

–          PRODUCTOS ALCALINIZANTES: bicarbonato, etc.

–          PROTECTORES ARTICULARES: como glucosamina, condroitina, cartílago de tiburón, MSM, multivitamínico-mineral, antioxidantes

–          OTROS (…)

Espero que con esta breve columna quede especialmente claro el motivo por el cual es aconsejable y recomendable el uso de suplementación deportiva en el rendimiento deportivo y a su vez queden tirados por tierra todos los bulos y mitos que les acompañan.

Un fuerte abrazo

Xisco Serra
Entrenador Personal

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    He leído y acepto la política de privacidad