• 10 septiembre 2010

EL FITNESS Y LA MUJER: ¿DE DÓNDE SACO EL TIEMPO? Por Crucky Calvo

EL FITNESS Y LA MUJER: ¿DE DÓNDE SACO EL TIEMPO? Por Crucky Calvo

EL FITNESS Y LA MUJER: ¿DE DÓNDE SACO EL TIEMPO? Por Crucky Calvo 150 150 xisco

En esta ocasión, tengo el placer de presentaros a uno de los casos más sorprendentes que me he encontrado en todo el tiempo que llevo trabajando como Entrenador Persona y preparador… se trata de Crucky, una “chica” peculiar… pero dejemos que sea ella misma quien nos cuente su historia, que, sin lugar a dudas no nos dejará impasivos:

<<Hola amigos/as. Me llamo Crucky Calvo, tengo 47 años, un hijo de 5 años y tengo tres tiendas que se llevan mucho de mi tiempo pero que son un gran orgullo para mí.

Hoy en día, las mujeres nos hemos tenido que convertir en “superwoman” para llegar a todo. Tenemos nuestros trabajos, hacemos la compra, la colada, cocinamos, limpiamos la casa y además cuidamos de nuestros hijos y maridos. El problema de todo esto es que no hay suficientes horas en el día para hacer todo, o eso es lo que creemos,  y pensamos… ¿Cómo demonios voy a tener tiempo para entrenar?

Casi todas las mujeres, al menos de mi generación, han crecido con la idea en la cabeza de que la mujer tiene que estar siempre ahí al servicio de los demás. Los demás son siempre lo primero, y nosotras nos solemos poner siempre al final de la cola. Nos hemos convertido en lo menos urgente, lo menos importante, porque si nos ponemos nosotras las primeras en la fila se nos suele tachar de egoístas. Yo no soy una excepción. Durante años me he hecho cargo de mi casa, he tenido hasta tres trabajos a la vez y no tenía tiempo para nada. La comida rápida entró a mi vida. Y no me refiero a Mc Donald´s  (aunque alguno cayó)  sino a cosas rápidas que son “de aquí te pillo y aquí te mato”. Un trozo de queso por aquí, unas galletas por allá, chocolate… Los kilos se empezaron a apilar, el nivel de estrés seguía allí por el tipo de vida que llevaba y seguí engordando.

No te das cuenta hasta que un día te ves en el espejo o una foto y te preguntas: ¿soy esa realmente yo?… pero sigues cerrando los ojos a la hora de comer porque estás estresada y te convences a tí misma de que un día adelgazarás pero ahora no es el momento. Mañana…

A finales del año 2000 me diagnosticaron cáncer de tiroides. Me cayó como un jarro de agua en la cabeza pero cambió mi vida radicalmente. Me dí cuenta de que no podía tomarme mi salud a la ligera. Estuve en tratamiento dos años y cuando me dijeron que podía quedarme embarazada tuve a mi hijo. Y después, me propuse recobrar mi salud y poner de mi parte todo lo que pudiera para que nada me diese otro susto. Estas cosas te hacen recapacitar y te hacen  darte cuenta de lo que realmente es importante. Empecé con el programa Body For Life con la sola ayuda de un libro y una web en internet. Ahí tuve y tengo a muchos amigos que me ayudan mucho y me animan a seguir adelante. Muchos de ellos, conforme iban mejorando decidieron competir. Sus historias y transformaciones me motivaron tanto que me hicieron empezar a creer en mí misma. Me empecé a entrenar para competir con un entrenador personal americano, Tony, y más adelante llamé a Xisco Serra que me ha ayudado mucho en mis últimos pasos de esta preparación. Si hace unos años me hubieran dicho que competiría no me lo habría creído. ¿De dónde iba a sacar el tiempo? Hoy en día sé que si se tiene realmente interés se saca el tiempo de donde sea, y cuando no hay tiempo, te lo inventas. He hecho cardio a las tres de la mañana por falta de tiempo durante el día, lo que demuestra que si quieres hacer algo, lo consigues como sea. La verdad es que todo está en saberse organizar. Planea todo: comidas, cuándo vas a entrenar,… cuando una se planifica el día la noche anterior, el tiempo te cunde mucho más. Trata tu entrenamiento como una hora sagrada, como si fuera una cita con el médico a la que DEBES de ir. Con el tiempo, te darás cuenta no que debes, sino que QUIERES ir. Te cambia el chip mentalmente, estás más contenta, el tiempo te cunde más y encima te estás cuidando y estás más guapa. Para mí, es como la cirugía estética sin el bisturí. Algunas de las fotos de mis amigas del antes y del después son para alucinar, ¡se han quitado 10 o 15 años de encima!. Os animo a todas a hacer la prueba. Esto no es instantáneo, pero os aseguro que funciona, y muy bien. Y no estoy hablando sólo de la parte física estéticamente hablando, sino de tu salud tanto física como psíquica. Estoy convencida que hoy en día y a causa de esto soy mejor madre, mejor amiga, mejor hija, mejor hermana…y es porque me he dado cuenta de lo que es realmente importante y gracias a ser egoísta y sacar tiempo para mí, todos se benefician al final.

El 2 de Mayo hice mi debut como competidora en Alcudia. Fue un día que nunca olvidaré. He sorteado muchos baches en el camino, pero ha valido todo la pena. La sensación de tener un sueño imposible y finalmente conseguirlo, y más a mi edad, te da mucha seguridad  porque te has prometido algo a ti misma y has cumplido hasta el final… y la sensación de estar orgulloso de uno mismo no tiene precio.

Os dejo con una de mis frases favoritas: “Para ser realista, debes creer en los milagros” Henry Christopher  Bailey.>>

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    He leído y acepto la política de privacidad