• 14 julio 2010

Chica adolescente y culturista ¿Por qué NO?, la columna de Xisco Serra en IRONMAN

Chica adolescente y culturista ¿Por qué NO?, la columna de Xisco Serra en IRONMAN

Chica adolescente y culturista ¿Por qué NO?, la columna de Xisco Serra en IRONMAN 150 150 xisco

No es la primera ocasión en la que tratamos la temática del fitness y la mujer, del mismo modo que tampoco nos deja de llamar la atención esta encrucijada, especialmente cuando se trata de alto rendimiento, donde la mujer, por así decirlo, se ha visto desde hace años relegada a una segunda línea.

Pero en la columna de este mes vamos a “rizar el rizo” con un caso que no nos dejará impasivos porque se trata de una adolescente. Si habéis leído bien, UNA adolescente, Claudia, una chica que desde el primer momento se enamoró del deporte de las pesas.

Pero dejemos que sea ella misma quien nos cuente su historia y sea la verdadera protagonista este mes.

“Muchos de nosotros cuando hemos visto a algún adolescente apuntarse a un gimnasio nos hemos dicho –otro que se apunta para “estar fuerte” este verano- o quizá – otro nuevo, a ver cuanto dura…- pero, ¿qué pasa cuando además de ser un adolescente es UNA adolescente? Eso es lo que me pasó a mi… muchos del gym pensaron mira la nueva no durará ni tres meses… o quizá, ¿y está niña que intenta? Jeje! A pesar de esos comentarios una no se ha rendido y ha decidido seguir en ello.

Recuerdo que al principio cuando me preguntaban que qué deporte practicaba yo o para que iba al gimnasio y decía para hacer culturismo, muchos se sorprendían e incluso creo yo que pensaban que les tomaba el pelo…

El culturismo a mi edad no es algo muy visto, para que engañarnos, pero es algo muy bonito ya que uno en la adolescencia siempre se suele ilusionar más con lo que hace y lo da todo por lo que de verdad lo entusiasma, estamos en un período de formación no tan sólo físico sino que también psíquico, pensamos en nuestro futuro en como seremos y que haremos, y este deporte por lo menos  a mí me ha ayudado mucho a la hora de organizarme y a ser más responsable,¡ hasta he aprendido a cocinar por las dietas!

Incluso muchas adolescentes de otros países con las que he podido hablar, me han comentado que pese a que vestidas no se les note el esfuerzo y trabajo que llevan encima, cuando ellas compiten les gusta enseñarles a las personas de su alrededor que son felices subiéndose a la tarima y mostrando ese cuerpo por el cual una ha tenido que trabajar y dedicarle tanto tiempo, y, sobre todo, no les ha parecido una pérdida de tiempo sino que todo esfuerzo tiene su recompensa, y en nuestro caso la recompensa es sentirnos felices rodeadas de las personas que nos comprende n y nos animan en esto.

Cuándo una compite, digamos que, ya se le hace más real. Se ve parte de un grupo, una familia, en el cuál todos tenemos que apoyarnos. Por ejemplo, hay una niña de 11 años la cuál cuando me vio  y le hable sobre nuestro deporte le entusiasmó y vinieron a verme a una competición, la niña está entusiasmada con ello y le dijo a sus padres de practicar culturismo también, de modo que le dijeron que en un par de años podría apuntarse a un gimnasio y que yo le ayudará (increíble, ¿yo que no hace ni 2 años que llevo en esto y ya me ven como un ejemplo?), con esto me quiero referir a que podemos sacarle partido  a este deporte, enseñárselo al mundo, y hacerles comprender que no somos monstruos ni deformes ni nada de eso, simplemente somos personas a las que nos gusta cuidar nuestro cuerpo y verlo musculado y esperamos aspirar a más. Darlo todo día a día y vivir cada momento.

¡Ánimos a todos y seguir adelante pequeñas grandes promesas del deporte!

Claudia

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    He leído y acepto la política de privacidad