Fede Lafuente entrevista a Xisco Serra

“Suficientemente conocido por todos, este gran exponente del culturismo balear aceptó cordialmente mi invitación para charlar de forma distendida sobre todos aquellos aspectos que guardan relación con el factor humano del atleta, y más concretamente del culturista. Y fruto de esa conversación nace esta interesante entrevista que hoy tengo a bien presentaros en estas líneas. ”

Fede Lafuente : Para no pocos, el culturismo no es más que la sublimación del ego. Tú y yo no vamos a dejarnos llevar por los tópicos, aunque ambos estaremos de acuerdo en que el nivel de exigencia personal de esta disciplina es muy elevado. ¿Cómo consigues armonizarlo con una persona tan especial como Magdalena? 

Xisco Serra : Fede, estoy de acuerdo en que el culturismo, especialmente el de competición, tiene un punto de egocentrismo. El nivel de exigencia, no sólo en el entrenamiento sino especialmente en la dieta, las privaciones que sufrimos, etc… hacen que demasiadas veces ese egocentrismo se traduzca en egoísmo, donde lo primero somos nosotros. Como tú ya sabes perfectamente, no es fácil convivir con alguien que se comporta de ese modo.En mi caso tengo la suerte de tener a mi lado una persona que me entiende a la perfección -incluso más de lo que yo me entiendo a mi mismo-, que me quiere más que a ella misma, y cuyo grado de lealtad hacia mi en ocasiones le ha hecho privarse de su propia felicidad. Yo intento, en la medida de lo posible, “compensar” esas épocas de “egoísmo”, que no duran todo un año, con momentos más relajados, y es precisamente Magdalena quien me aporta la estabilidad y la tranquilidad que a mi me falta. Si existen las medias naranjas, ella sin lugar a dudas es la mía. También es cierto que con los años he madurado un poco más en ese sentido e intento no perder nunca de vista lo que es realmente importante para mí: mi entorno personal y mi pareja.

Fede Lafuente : Sin embargo, hablamos con alguien que no sólo es culturista de competición, ya que uniendo a tu faceta deportiva la profesional o laboral, debemos añadir también tu labor como promotor u organizador de torneos. ¿De dónde sacas el tiempo?

Xisco Serra : Los días tienen tan solo veinticuatro horas, y aunque parezcan pocas, lo cierto es que dan para mucho siempre y cuando partamos, a priori, de una buena estructuración, organización y planificación. Tengo muchos defectos, pero quizás una de mis virtudes sea la disciplina y el método. Sin duda el culturismo me ha ayudado a ser así, y partiendo de esa base y de que, a día de hoy, todas esas facetas que mencionas están relacionadas, puedo acabar el año y decirme a mi mismo que no he perdido el tiempo. Otro factor determinante, pienso que es la ilusión con la que se hacen las cosas y, si a ese cóctel le añadimos una pizca de ambición, podemos obtener muy buenos resultados. A pesar de eso debo reconocer que todo en esta vida pasa factura, y en algunas ocasiones el stress que puede ocasionar organizar un evento deportivo, preparar a varios atletas para ese mismo evento, continuar con la empresa de entrenamientos personales -que es la que me da de comer-, sumarle mi propia preparación, y la vida personal por lo que hace a la familia, la pareja, amigos… todo eso puede jugarte una mala pasada con consecuencias tanto físicas como psicológicas. Sin embargo, con el tiempo maduras aprendiendo de tus propios errores, e intentas que al año próximo no se vuelva a repetir la misma negativa experiencia. 

Fede Lafuente : En mis más de veinte años de experiencia en este particular “planeta” nuestro he tenido ocasión de conocer infinidad de atletas, y si algo tengo claro es que Xisco Serra no encaja en ninguno de los estándares que he podido advertir. ¿Cómo te definirías a ti mismo, en tanto que habitante de este curioso “planeta” al que hacemos referencia?

Xisco Serra : Me alegra que me hagas ese comentario porque en realidad jamás he querido parecerme al resto de culturistas que conocí en mis inicios. No tuve nunca un punto de referencia que no fuese yo mismo y, aunque obviamente ha habido y hay muchos atletas a los que admiro, he intentado formar siempre mi propia personalidad, para lo bueno y para lo malo, aceptando las criticas constructivas, a veces, y destructivas también. Continúo intentando alejarme siempre de la imagen culturista que no me gusta y creo que daña a nuestro colectivo en todos los sentidos: desde la ropa, el comportamiento en público y en los medios de comunicación, hasta el cuidado de nuestro intelecto, ya que “no sólo de músculo está hecho el hombre”. Podrá parecer arrogante esa declaración, pero todavía me hierve la sangre cuando veo a alguien que se llama a sí mismo culturista, comportarse como un energúmeno ante unas cámaras, golpeando el suelo con las mancuernas, o andando como si tuviera un serio problema de irritación en las axilas. Por otro lado admiro a quien sabe comportarse, y a todo aquel que a mi modo de ver, da una imagen sana de nuestro deporte. En cuanto a mi carácter, reconozco que soy temperamental, pero es ese mismo temperamento el que me convierte en un ser transparente: lo que ves, es lo que hay, y eso me hace ser más querido por mis amigos y menos por mis enemigos. 

Fede Lafuente : Tengo claro que el culturismo forma parte de tu vida, pero intuyo que no es el eje de la misma. ¿Sobre qué descansa el universo de Xisco Serra?, y lo que es más importante aún… ¿sobre qué descansan sus sueños?

Xisco Serra : Es una pregunta compleja. Es cierto que parece que todo gira alrededor del culturismo, y ahora más que nunca, ya que me dedico a ello profesionalmente, pero si te soy sincero intento que no sea la base de mi vida. Creo que mi universo particular descansa sobre los planes de futuro e ilusiones que alimento junto a mi pareja. Este 2007 ha sido un año lleno de cambios para ambos, tanto a nivel laboral como personal, incluso nos hemos mudado de residencia, y en realidad son todas esas ilusiones, por encima de cualquier competición, las que me otorgan la felicidad en mayor o menor grado. Hablando de sueños te diré que los míos ya no son los de ser campeón del mundo o profesional de la IFBB, sino los de perseguir esas ilusiones personales que te comentaba. A medida que las vamos haciendo realidad, juntos –Mag y yo-creamos nuevos sueños, e imagino que dentro de no muchos años, ampliar la familia será uno de ellos. Naturalmente que quiero seguir competiendo, y mis objetivos están puestos en esta temporada 2008 que recién empieza, pero créeme si te digo que hay cosas mucho más importantes en mi vida, y cada día van creciendo más en mi interior. Hace algo más de un año, un buen amigo me dijo que la competición en sí era circunstancial. Tardé un poco en entender esa afirmación, pero cuando lo hice no pude por menos que estar completamente de acuerdo. Sin embargo, confieso que todavía me hallo inmerso en esa “circunstancia”.

Fede Lafuente : Abandonas la seguridad de tu trabajo como Técnico Informático de la Universidad de Baleares, y decides emprender una arriesgada aventura empresarial imprimiendo un giro de 180 grados a tu trayectoria profesional, ¿por qué?

Xisco Serra : Créeme que fue una decisión muy meditada. Desde que empecé en este mundo de los hierros siempre soñé en poder llegar a vivir de él algún día, pero la presión social, y especialmente la de mis padres, me obligaban a caminar por otros parajes. Después de pasarme más de media vida en la universidad -primero como estudiante, luego como becario y finalmente como personal laboral- maduré lo suficiente como para entender que no era feliz haciendo lo que hacía, y que no estaba en este mundo para dedicarme a ello precisamente. Lo cierto es que ya llevaba tiempo pensando en ese proyecto empresarial, pero procuro siempre no soltar un cabo hasta no tener bien amarrado otro, al menos en lo que al terreno laboral se refiere, así que cuando mis ingresos como entrenador personal igualaron a mi sueldo en la universidad, decidí volcarme en mi vocación y dejar atrás mi anterior trabajo y la política universitaria que, por cierto, llegué a aborrecer. No obstante, he de decir que guardo muy gratos recuerdos de esa época y que algunos de mis mejores amigos han surgido precisamente en ese entorno del campus. 

Fede Lafuente : No debió ser sencillo tomar semejante decisión. ¿Has tenido tiempo de arrepentirte, o por el contrario, cada vez estás más seguro del camino elegido?

Xisco Serra : En competición, cuando se usa el término “profesional” suele ser para referirse a alguien que por sus méritos ha conseguido el carné profesional que le acredita como tal. En mi caso, el profesionalismo va mucho más allá, y lo entiendo como el hecho de poder vivir del deporte que más amo. Hoy en día el culturismo y todo lo que de él he aprendido, me dan de comer, con lo cual puedo admitir, en mi caso personal, que soy un profesional del culturismo. Y la verdad, no, aún no he tenido tiempo de arrepentirme, y cada día estoy más convencido de que fue una decisión correcta. Además, soy una persona con mucha confianza en mí mismo, y sé que en el peor de los casos, siempre estaré a tiempo de volver a trabajar para otros.

Fede Lafuente : Déjame retomar el hilo de la competición. Tu experiencia como organizador, a la par que como competidor, ¿te ha llevado a alguna conclusión sobre el estado actual de la organización del culturismo en España?…

Xisco Serra : Sinceramente, las competiciones a día de hoy son largas y aburridas. Si yo mismo, que soy un amante de este deporte, me desespero en un campeonato de más de seis horas de duración… ¿cómo puedo pretender que semejante espectáculo llegue al público de la calle? Es como si a ti te gustara el cine de terror, ¿de acuerdo?… ¡pero no por ello vas a aguantar clavado a la butaca más de veinticuatro horas! Si partimos de esa reflexión, creo que se deberían atacar esos dos puntos clave: tiempo excesivo y aburrimiento. Primero haciendo que una competición no dure nunca más de tres horas, descanso incluido, y la segunda creando un mayor espectáculo en el evento en cuestión. Y por otro lado, ten en cuenta que no debemos perder nunca de vista lo más importante de una competición: los atletas. Aunque en este sentido creo que se está trabajando bien en general. Todo este conjunto es precisamente lo que intentamos conseguir al organizar el Trofeo Ciudad de Alcudia. 

Fede Lafuente : No vamos a descubrir nada nuevo si asociamos el nombre de Xisco Serra al de IFBB-España. ¿Feliz con la “simbiosis”?

Xisco Serra : Creo que es de dominio público que defiendo las siglas de IFBB en nuestro país, y en Baleares. Evidentemente que hay cosas que cambiaría de la política culturista de nuestro país, pero no me encuentro todavía en situación de poder hacer nada al respecto. En su defecto, intento trabajar en mi comunidad bajo la normativa de IFBB, pero en realidad lo que persigo no depende de unas siglas, sino del objetivo de hacer llegar el culturismo de competición al público en general, y de crear cantera para que continúen habiendo campeonatos tanto ahora como el día en que decida retirarme como competidor y promotor.

Fede Lafuente : Yo no sé tú, pero a mi hay cosas que me siguen sorprendiendo a pesar de los años. No parece que aprendamos de los errores, y seguimos siempre tropezando en la misma piedra. ¿Tan difícil resulta desvincularse de algo tan dañino para nuestra imagen como el dopaje?

Xisco Serra : Bien… ahora es cuando se supone que es el momento de la demagogia, ¿cierto?… pero creo que ambos esperamos que esta entrevista sea profunda y veraz… así que te diré que el dopaje ha estado, está y estará siempre relacionado con nuestro mundo -obviamente también con todos los deportes de elite, pero no vamos a tirar balones fuera ya que ahora estamos hablando de culturismo- y es cierto por otro lado, que sólo nosotros somos los auténticos culpables. Hemos llegado a un punto en que se ha perdido el respeto por la química deportiva, y esto parece no llegar nunca a su fin. Lamentablemente esta situación parece que cada día va a peor, hasta que empiecen a surgir las desgracias. Cuando tenía veinte años hubiese vendido mi alma al diablo por un kilo de músculo, ahora, con treinta y tres, hay cosas que me importan y me preocupan más que seguir añadiendo más carne a mi estructura. Por otro lado, déjame llamar la atención también, sobre el uso indiscriminado que de esas mismas sustancias se hace fuera de la competición con fines puramente estéticos. Ya para finalizar te diré que por mi parte -y no quiero dar a nadie lecciones de moral- intento, dentro de mi parcela, tratar este tema con la seriedad que es debido, y aconsejo a quien quiera utilizar cualquier tipo de fármaco que se ponga primero en manos de un médico especialista. 

Fede Lafuente : Sinceramente… ¿hacia dónde crees que nos va a llevar todo esto al final?… ¿Piensas que va a haber algún modo de racionalizar esta locura?

Xisco Serra : No veo una solución a corto plazo, y mucho menos de aplicación global, así que antes o después cada uno deberá ir tomando su decisión personal. En mi caso, cuando crea que el límite se ha superado, sé que habrá llegado el momento de retirarme. Como ya te he comentado, en mi universo ya hay cosas más importantes que el culturismo de competición.

Fede Lafuente : Déjame que insista, pero tu yo sabemos que el éxito deportivo, como el de muchas otras facetas de la vida, conlleva en sí mismo un coste personal elevado, e intuyo que ese “sacrificio” condiciona muchas veces la decisión. ¿El fin justifica siempre los “medios”?…

Xisco Serra : No. Y de hecho Maquiavelo nunca dijo eso. El fin justifica los fines y los medios justifican los medios. Opino que cada persona debe de sopesar los pros y los contras, valorando si el sacrificio merece la pena, y la respuesta solamente está en nosotros mismos, en nadie más. 

Fede Lafuente : No, es cierto, Maquiavelo nunca dijo que el fin justificara los medios, pero releyendo “El Príncipe” encontraremos una curiosa aproximación a esa idea que viene a decir algo como que en las acciones de los hombres, y particularmente de los príncipes, donde no hay apelación posible, se atiende a los resultados. En fin, no vayamos a perdernos ahora en disquisiciones políticas o filosóficas… pero de todos modos contéstame a algo… ¿crees que hay alguna necesidad de alimentar esta absurda división entre culturismo y culturismo “natural”?… ¿o no sería mejor dejarlo todo en manos de la lógica normativa deportiva?

Xisco Serra : Por lo que a mi respecta no veo ninguna diferencia entre ambos términos. Uno es de ámbito general y alberga distintos conceptos que no vamos a detallar ahora, y el otro es sólo un intento de vender un determinado “producto” desvirtuando el culturismo que todos conocemos.

Fede Lafuente : Después de todo, supongo que estaremos de acuerdo en que todo es una cuestión de principios, ¿cuáles son los tuyos?

Xisco Serra : El respeto y la fidelidad a los demás son dos de mis principios más importantes, aunque por delante de todo debemos respetarnos y ser fieles a nosotros mismos. Estos principios, para mí, sustentan el resto, no sólo en el ámbito del culturismo, sino en el de la vida. Es importante además tener claro dónde estamos, a dónde queremos llegar y cuál es el camino que vamos a seguir, para de ese modo no perder de vista nuestro propio horizonte.

Fede Lafuente : Intuyo que esa misma “filosofía” es la que aplicas cuando preparas o entrenas a tus atletas. ¿Lo entienden?… ¿O para ellos, así como para la mayoría, la inmediatez es un factor decisivo a la hora de plantear una preparación?

Xisco Serra : Nunca preparo a nadie únicamente para vencer una competición. Siempre intento alimentar su espíritu de superación personal, inculcarles la idea de que el éxito culturista no reside en una victoria fugaz, sino en una carrera deportiva a largo plazo. Con el tiempo he ido creando escuela en mi propia tierra, y para este año que recién estrenamos, podemos hablar de casi una veintena de atletas bajo mi tutela. Me enorgullece que haya personas dispuestas a seguir mi camino, y que logren entender el culturismo tal y como lo entiendo yo, a través del trabajo serio y la disciplina. 

Fede Lafuente : No sé si estarás de acuerdo conmigo en que el culturismo de elite, como cualquier otra disciplina que se contemple desde la necesidad de lograr un elevado rendimiento, está reñida con el concepto de salud y actividad física. Como entrenador personal… ¿te ves obligado a luchar a diario contra esa paradoja para dotar a tu trayectoria profesional de un tinte más comercial?

Xisco Serra : Por supuesto. De hecho, incluso cuando se me presta la oportunidad de poder expresar mi opinión en un medio de comunicación, intento aclarar las diferencias entre “competición” y todo lo que está fuera de ella. Es como diferenciar la Fórmula Uno de una autoescuela. Mi empresa seria la autoescuela, donde se aprende a comer, a entrenar, y a crear unos hábitos que sean positivos para la salud tanto física como mental. Es cierto que la competición tiene unos objetivos que están por encima de esos conceptos de salud y bienestar, pero aún así, no deberíamos de perder nunca la cordura.

Fede Lafuente : Hay un aspecto descuidado muchas veces por infinidad de no sólo preparadores, sino también entrenadores de cualquier tipo, y es la preparación psicológica, vital e imprescindible en una disciplina tan exigente como el culturismo. ¿Tienes en cuenta ese factor mental en el trabajo diario con tus atletas?

Xisco Serra : Tanto con los atletas como con los que no lo son, en todos ellos insisto muchísimo en la parte psicológica. Esa es la mitad de mi trabajo, y gran parte de mi éxito como entrenador se basa en ello. Cuando preparo a alguien para competir, no es sólo su aspecto físico el que importa, sino que en el camino no pierdan de vista valores importantes como la salud, la familia, el trabajo, etc. Intento que de ese modo, el atleta llegue en su mejor forma y con la salud mental intacta. Eso hace además que el próximo año quieran repetir. Es fácil crear campeones fugaces, lo difícil es garantizarles una exitosa carrera a largo plazo. 

Fede Lafuente : Hemos tenido oportunidad de conocer tu metodología de trabajo, y estoy seguro que el lector querrá conocer si, salvando la lógica distancia, aplicas esos mismos principios en tu caso.

Xisco Serra : Nunca doy a un cliente un plan de entrenamiento, nutrición y suplementación, que antes no haya probado conmigo mismo. Soy muy consciente de la seriedad que supone que alguien se ponga en mis manos y deposite su confianza en mí, con lo cual para mi no existen los “Conejillos de Indias”. Mis conocimientos, unidos a la experiencia y al sentido común, son la primera premisa con la que elaboro los programas individualizados para cada cliente. A partir de ahí, voy viendo como responde a los estímulos, y realizo las modificaciones necesarias para cada persona.

Fede Lafuente : Recuerdo tu quinta plaza en el Europeo de Azerbaiyán del pasado año, e incluso el triunfo en el Campeonato de España del 2004, y -corrígeme si me equivoco- esos podrían ser sin lugar a dudas, los mejores momentos de tu carrera deportiva, pero… ¿y el peor?

Xisco Serra : Debo decir que de donde más aprendemos es de nuestros propios errores. Particularmente, después de una competición, intento siempre analizar todos y cada uno de los detalles para obtener las oportunas conclusiones. En el pasado, y a nivel regional, he tenido momentos bajos, como cuando quedé subcampeón de mi categoría cuatro temporadas, pero no me he rendido por ello. En el 2006 me quedé a las puertas de la final del Open de San Sebastián, también fue un momento duro, pero no tardé más que el tiempo de ir del backstage al aeropuerto para recuperarme. Nos caemos para aprender a levantarnos. Siempre he aceptado mis clasificaciones y detesto quien no sabe hacerlo. Para ser un campeón antes de ganar, hay que saber perder.

Fede Lafuente : Intuyo que el debut internacional en el Campeonato de Europa pasado te ofreció la oportunidad de aclarar tu futuro deportivo, ¿podrías desvelarnos cuál es?

Xisco Serra : Los últimos meses del 2007 me los tomé como de descanso completo respecto a la nutrición y al entrenamiento. Ahora me siento de nuevo recuperado, con ganas e ilusión para emprender este 2008 y competir en la segunda parte de la temporada. ¿Dónde? Sinceramente, no lo tengo nada claro, ya que el objetivo principal sigue siendo el de superarme a mí mismo. Algunos Open nacionales, y el Campeonato de España IFBB, están dentro de mis objetivos, aunque no descarto volver a competir internacionalmente si se presenta la ocasión. Es un tema que tendremos que estudiar junto a mi entrenador, Ramón González, cuando llegue el momento. 

Fede Lafuente : ¿Y luego qué?… Quiero decir… ¿hay vida después de la competición?

Xisco Serra : Debería de haberla, de no ser así estaremos perdidos, y podemos caer en la desgracia de convertirnos en una vieja gloria que se lamenta de lo que no pudo llegar a ser vertiendo un montón de criticas hacia la savia nueva que empuja. Cuando me retire de la competición es probable que siga vinculado de algún modo al culturismo, y en cualquier caso, seguiré entrenando y cuidando mi salud más si cabe, para de ese modo poder disfrutar de las cosas cotidianas junto a mi familia. Ese es para mí el verdadero espíritu culturista. Me gustaría además que se me recordara como alguien que sacó el máximo partido a su potencial y que fue capaz además de crear escuela, pero… en fin, creo que soy aún muy joven para pensar en esos términos.

Fede Lafuente : Sí, yo también creo que aún te queda mucha cuerda, pero dime, desde tu faceta como entrenador personal, y haciendo valer tu dilatada experiencia como atleta, ¿qué consejo le darías a ese joven que está pensando seriamente en entrar en el “diabólico” circulo de la competición?

Xisco Serra : Yo le diría que no empiece la casa por el tejado, que construya unos sólidos cimientos, que lea, que escuche, que contraste, que aprenda y que aplique el sentido común. Que no tenga prisa, que no va a llegar antes por correr más, y que no cometa el error de acabar con su carrera nada más empezarla, abusando de sustancias químicas desde el primer momento. Que no se deje llevar por el exceso de entusiasmo y que respete siempre a sus compañeros. Y sobre todo… que se respete a sí mismo.

Fede Lafuente : Xisco. Ha sido un auténtico placer volver a charlar contigo, y estoy convencido de que también lo será para los inteligentes lectores de la web. Un abrazo y hasta siempre amigo.

Xisco Serra : El placer ha sido mío, y agradezco la oportunidad que me has ofrecido a realizar algo diferente para asomarme una vez más a esta enorme ventana que es el colectivo culturista. Hasta siempre amigo.”

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.